Bienvenue

Fidèle à la tradition d’accueil des établissements français de l’étranger, le Lycée Franco-Costaricien est homologué par le ministère de l’Education nationale et conventionné avec l’Agence pour l’Enseignement Français à l’Etranger. (AEFE)

Il scolarise plus de 1000 élèves et participe pleinement du réseau international des lycées français présent dans 137 pays à travers le monde.

Une journée au Franco.

Discours du proviseur le 15 septembre 2019

Le Lycée!

En accueillant au quotidien plus de 20 nationalités différentes sur ses bancs, le Lycée Franco-Costaricien crée des affinités durables entre les élèves français et étrangers.

+
0
ELEVES
+
0
NATIONALITES
0
%
REUSSITE AU BAC GENERAL
+
0
PERSONNEL

Témoignages de nos anciens

Que dit-on de notre institution?

client-item-04

Rodolfo Arias

Ex-alumno, generación que inició en 1968

“Cuando matricularon a Rodolfo Arias en el Franco, era aun estudiante de Primaria del Edificio Metálico en San José, la Escuela Buenaventura Corrales. De hecho, lo primero que aprendió a decir en Francés fue “métallique”. Se lo pregunté a uno de sus profesores de francés, que no hablaban Español, en las clases que recibía en La Casa de los Leones del Paseo Colón. De niño atravesaba caminando la ciudad de San José en las tardes, para recibir los cursos audiovisuales en el recién inaugurado Liceo Franco-Costarricense, al que entro en 1969. En el recorrido diario que hacia entre el Barrio Amón y el Paseo Colón debía pasar por la zona del Mercado Borbón. Le gustaba observar los diferentes puestos del mercado y hablar con los vendedores.” (suite…)

client-item-03

Rina Cáceres

Exalumna, generaci6n que inici6 en 1969

“Lo primero que aprendió a decir Rina Cáceres en trances fue: “La-bas c’est Paris” y “La-bas c’est la boulangerie”. Lo aprendió en 1967, el ano antes de entrar al Liceo Franco-Costarricense, en los cursos de la Alianza Francesa que recibió junta a un grupo de chicas y de chicos que aspiraban entrar en 1968. No lo olvida. Cuando se lo cuenta a sus colegas francófonos de distintas zonas del mundo, les da risa. Rina perteneció a esa primera generación de estudiantes del Liceo Franco-Costarricense y, de hecho, salió en una de las fotos que fueron publicadas en un periódico con motivo de la inauguración. Aunque ella recuerda ese tiempo coma un momenta que implicó un muy alto nivel de tension, reconoce la importancia del Liceo Franco-Costarricense coma un reto enorme y un proyecto importante.” (suite…)